7 habilidades relacionales que deben tener líderes cristianos.

Por Thom Rainer

Estas son las dos causas más comunes de porque pastores se ven forzados a renunciar.

1. Habilidades de liderazgo débil.

2. Habilidades relacionales deficientes.

Se ha escrito mucho en la última década en las habilidades de liderazgo. La literatura sobre el tema es enorme y sigue creciendo. Ciertamente tengo poco que añadir en este breve blog que quiero compartirles.

Es por esa razón que me enfoco específicamente en las habilidades relacionales de grandes líderes de la iglesia. Es cierto que mi enfoque es anecdótico y subjetivo. Pero he estado en el Ministerio de trabajo con líderes de la iglesia durante treinta años. Creo que mi resumen podría ser apoyado por una investigación más profunda.

La mayoría de los pastores y líderes de iglesias nunca han recibido entrenamiento formal en habilidades relacionales. Así que tal vez estos siete observaciones de líderes destacados que mencionaré resultarán útiles para muchos de ustedes.

1. Tienen una vida de oración vibrante. Cuanto más estamos en conversación con Dios, más nos damos cuenta de su misericordia y gracia. Ese descubrimiento conduce a una mayor humildad, que es una característica clave de los que tienen grandes habilidades relacionales.

2. Se preguntan acerca de los demás. Escucha a la gente con quien tienes conversaciones regulares. ¿Cuántos de ellos centran la conversación en usted y otros? Un signo clave de la salud relacional es el deseo de conducir la conversación hacia una preocupación sobre los demás. ¿Como te va en el trabajo? ¿Familia? ¿todo bien en tu vida?

3. Rara vez hablan sobre sí mismos. Este rasgo es el resultado de la característica anterior. ¿Alguna vez has conocido a alguien que siempre parece hablar acerca de sí mismo? Por lo general son aburridos o irritante. Ellos son sin duda absortos en sí mismo.

4. Ellos son intencionales acerca de las relaciones. Ellos no esperan a que otros tomen la iniciativa. Ellos están tan centrados en los demás, siempre están en la búsqueda natural de oportunidades para desarrollar  y mejorar sus relaciones.

5. Tienen un sentido del humor sano. Este rasgo es natural porque los líderes no están pensando obsesivamente sobre sí mismos. De hecho, son propensos a reírse de sí mismos y de sus propias deficiencias. Son frescos  y respetuosos en sus relaciones y siempre crean un clima familiar.

6. Nunca están a la defensiva. Pastores y otros líderes de la iglesia se ocupan de los críticos con regularidad. A veces una defensa es justo y necesario. La mayoría de las veces, los líderes con grandes habilidades relacionales no se llevarán a las críticas como algo personal. Ellos saben como manejar estas situaciones y sacarles provecho para el bien de todos.

7. Buscan constantemente la entrada. Sus egos están tan controlados que siempre están dispuestos a recibir críticas constructivas con el fin de mejorar. Por el contrario, muchos de estos líderes buscan obtener opiniones sinceras sobre su desempeño para seguir creciendo, por lo tanto para ellos todo aporte es un tesoro.

Mi hipótesis es que más de la mitad de los fracasos pastorales tienen su origen en la falta de liderazgo y/o habilidades relacionales del líder. Espero que esta breve lista de comprobación te ayude a mirar en el espejo con mayor claridad.

Soluciones Network

About Soluciones Network

Soluciones Network has created 49 entries.

Post A Comment